viernes, 19 de junio de 2009

¡Recuperemos la Hora Santa!


"Velad y orad para no caer en tentación:
el espíritu está dispuesto, mas la carne es débil"

En una e sus apariciones a Santa Margarita María de Alacoque, el Sagrado Corazón de Jesús le enseñó una práctica de piedad llamada “Hora Santa”. Fueron sus palabras:

«Todas las noches de jueves a viernes te haré participar en la tristeza mortal que tuve a bien experimentar en el Huerto de los Olivos ; la cual te reducirá, sin que tú puedas comprenderlo, a una suerte de agonía más dura de soportar que la muerte. Y para acompañarme en esta humilde plegaria que entonces presenté a mi Padre en medio de todas mis angustias, te levantarás entre las once y medianoche para prosternarte una hora conmigo, con el rostro en tierra, tanto para apaciguar la cólera divina, pidiéndole misericordia para los pecadores, como para aliviar de algún modo la amargura que sentí por el abandono de mis apóstoles, que me obligó a reprocharles el no haber podido velar ni una hora conmigo. Durante esta hora tú harás lo que te eneñaré».

Las notas caracterísiticas de este ejercicio de piedad están contenidas en estas palabras de Nuestro Señor que acabamosde consignar. Repasémoslas :

1. Se trata de una hora ininterrumpida de oración (mental o vocal).
2. En la noche de jueves a viernes, entre las once y las doce de la noche.
3. Con postración (todo el cuerpo prosternado, con la cabeza tocando el suelo).
4. Oración de propiciación y de impetración.
5. Hacer compañía a Jesús.

Es importante no confundir la Hora Santa con la adoración al Santísimo Sacramento, con la que no está directamente relacionada. Aquí se recuerda la agonía de Getsemaní que siguió a la Última Cena y fue el preludio de la Pasión. Santa Margarita María no la practicaba en la capilla del monasterio, sino en su celda. Aunque sea muy laudable hacer la Hora Santa delante del Tabernáculo, no ha de perderse de vista que su objeto principal no es la oración de culto latréutico ni de acción de gracias, sino la oración de expiación e intercesión por los pecadores. Ambién es importante señalar que, si bien, nada impide que se haga en común para mejor ayudar a la meditación, es ésta una devoción de intimidad con Jesús.

Lo ideal es practicar la Hora Santa tal y como fue revelada a la gran vidente de Paray-le-Monial, pero la Iglesia, Madre sabia y comprensiva, al aprobar la archicofradía respectiva, quiso facilitar este ejercicio a los fieles, poniéndola al alcance de todos, incluso de los que se hallan aquejados de enfermedad, debilidad o cualquier otro impedimento. Así, puede llevarse a cabo : a) en el espacio de una hora seguida desde el atardecer del jueves hasta el amanecer del viernes, y b) simplemente de rodillas, sin postración, o hasta sentado o echado si se está físicamente impedido.

Nuestro Señor pidió periodicidad semanal –« todas las noches de jueves a viernes » – a su confidente, pero si no se es capaz de esa regularidad, al menos sí es recomendable preparar el Viernes Santo, los Primeros Viernes de Mes, la festividad solemne del Sagrado Corazón de Jesús, la de Cristo Rey y otras ocasiones durante el año (como los días de carnaval y la nochevieja) mediante una Hora Santa lo más aproximada al modo deseado por el Santísimo Redentor.

Una manera práctica consiste en encender dos cirios delante de la imagen del Sagrado Corazón que se tenga en el dormitorio o en casa y extender una alfombrilla en el suelodelante de ella para prosternarse. Si no se puede estar on el rostro en tierra todo el rato, puede emplearse para apoyarlo un cojín, como el de que disponen los ministros en la ceremonia del Viernes Santo en Parasceve al inicio de la Acción Liturgica posmeridiana. No hace falta ninguna fórmula preestablecida para recitar. Basta que se tenga la intención de acompañar al Señor durante esa hora, como si estuviésemos con Él en Getsemaní y pedir perdón y misericordia, desagraviándole. Esto puede hacerse mentalmente, sin necesidad de oración vocal. Lo importante es no distraerse ni dormirse en esta postura. Si prevemos que el cansancio nos traicionará, cada cuarto de hora podemos levantarnos y orar de pie o arrodillados. También se puede hacer las meditaciones sentados y los afectos postrados. En fin, cada cual haga como mejorse acomode a su naturaleza, su devoción y sus posibilidades.

El R.P. Mateo Crawley-Boevey, SS.CC., de quien hemos hablado ampliamente la semana pasada fue también un gran apóstol de esta práctica de la Hora Santa, a la cual dedicó un libro llamado precisamente con ese nombre : Hora Santa, el cual contiene modelos de meditación y oración para hacerla con fruto y cuyos vínculos ponemos a continuación para quien quiera aprovecharse de ellos :

Enero : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Enero.htm

Febrero : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Febrero.htm

Marzo : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Marzo.htm

Jueves Santo : http://www.geocities.com/asociacionmariana/SeptJuevSto.htm

Abril : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Abril.htm

Mayo : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Mayo.htm

Junio : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Junio.htm

El Corazón de Jesús : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Reinadointimo.htm

Julio : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Julio.htm

Agosto : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Agosto.htm

Septiembre : http://www.geocities.com/asociacionmariana/SeptJuevSto.htm

Octubre : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Octubre.htm

Cristo Rey : http://www.geocities.com/asociacionmariana/FiestaRealezaCristo.htm

Noviembre : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Noviembre.htm

Diciembre : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Diciembre.htm

Año nuevo : http://www.geocities.com/asociacionmariana/ANuevo.htm

Para los niños : http://www.geocities.com/asociacionmariana/ninos.htm

Para los atribulados : http://www.geocities.com/asociacionmariana/Paralasalmas.htm

Antiguamente la Hora Santa era una práctica bastante extendida, gracias a los apóstoles del Sagrado Corazón de Jesús, como el P. Mateo o el P. Alcañiz. Hoy parece que el entusiasmo de los fieles se ha entibiado, debido en buena parte a que nuestra vida doméstica ha sido invadida (o la hemos dejado invadir) por distracciones si no poco o nada cristianas, sí indiferentes, pero a las que no somos capaces de renunciar ni siquiera por una hora en obsequio del Señor. La televisión, internet, los juegos virtuals y otros entretenimientos que, en sí mismos, no tienen por qué ser malos (si se usan razonablemente como instrumentos para fines buenos y elevados), nunca deben ser, en todo caso, un obstáculo que nos impida elprivilegio de un tiempo de intimidad con el Corazón que todo lo ha dado por nosotros.
Mañana, sábado 20 de junio, tendrá ugar la vigilia de preparación para la renovación de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, ocasión inmejorabe para practicar este santo ejercicio. ¡Recuperemos en nuestras vidas la Hora Santa!